Técnicas que evalúan el comportamiento y las decisiones de compra del consumidor frente a los alimentos

Los alimentos: Técnicas que evalúan el comportamiento y las decisiones de compra del consumidor

Las últimas décadas han sido testigos de considerables avances en la investigación sobre la relación entre los atributos de los alimentos y la toma de decisiones del consumidor. Sin embargo, a pesar de la gran cantidad de investigaciones, los hallazgos siguen siendo fragmentados y, a veces, incluso contradictorios. La industria alimentaria actual se centra en el desarrollo de productos inocuos que cumplan con los requisitos de calidad exigidos por el mercado, pero utilizando tecnologías rápidas y precisas respuestas.

La presente investigación muestra casos en que se aplican diversas técnicas para entender mejor las reacciones y expresiones no verbales de los consumidores y asimismo tener presente que son realmente efectivas para medir el impacto que tiene la publicidad o las marcas en ellos. La finalidad del uso de estas técnicas en marketing es buscar la eficacia en las decisiones. Averiguar a qué estímulos las personas prestan más atención y a cuáles no, influye directamente en el comportamiento de la persona. Lo que se trata en este sentido es de comprender más y mejor a las personas.

Comportamiento del consumidor ante la elección de alimentos

El comportamiento del consumidor puede ser abordado desde diferentes campos de estudios como pueden ser la psicología o la sociología, pero el estudio se centra en la perspectiva de las neurociencias, permitiendo profundizar en conceptos como la motivación, percepción, actitud, personalidad o los patrones de aprendizaje del individuo, observando la actividad cerebral que da lugar al impulso de compra.

Diversos autores enfocan el comportamiento del consumidor como la forma según la cual los individuos toman decisiones para gastar sus recursos disponibles (tiempo, dinero, esfuerzo) en artículos relacionados con el consumo. Incluyen lo que compran, por qué, cuándo, dónde lo compran, su frecuencia y cuán a menudo lo usan.

Por otra parte, el neuromarketing se centra en la utilización de técnicas pertenecientes a las neurociencias, pero aplicadas al contexto de la mercadotecnia. Mediante esta disciplina se conoce que el pensamiento predominante en el hemisferio izquierdo del cerebro es racional, analítico, lógico, verbal, numérico, razonador y realista; el pensamiento predominante en el hemisferio derecho es intuitivo, sintético, difuso, imaginativo, creativo y holístico. Aspectos que permiten acercarse y conocer más a los individuos, que desean y como dárselo.

El neuromarketing más allá de lo que se piensa puede contribuir para todo tipo de empresas pues el hecho de trabajar con los sentidos involucra un acercamiento del cliente hacia la empresa sin conocer lo que realmente le motiva a comprar.

Además, existen diversas técnicas que, como el neuromarketing, proveen de lo necesario para entender y descubrir aquello que les interese a las personas, tratando siempre de ir un paso delante de ellas y satisfacer sus necesidades. Entre estas técnicas se muestra el Test de Asociación Implícita (TAI) que consiste en un instrumento desarrollado para estudiar la fuerza asociativa entre conceptos presentes en la memoria.

La electromiagrafía es otra técnica, esta es asociada con la textura de los alimentos, lo cual puede ser analizado a través de las respuestas humanas a la masticación de los alimentos durante la alimentación: el movimiento tridimensional del primer diente molar, la presión de la masticación en el primer molar, la presión en tres partes del paladar y la electromiografía (EMG) de los músculos izquierdo y derecho temporal y masetero. Esto incide en los productos alimenticios que se vayan a elaborar, atendiendo a los diferentes tipos de edades, lo cual garantizará una mayor precisión a la hora de sacar nuevos productos al mercado.

No obstante, sigue siendo de interés realizar investigaciones utilizando métodos neurocientíficos y la neuro tecnología en los dominios de la percepción, la influencia en el comportamiento nutricional del consumidor y las motivaciones hacia la elección de los alimentos para su consumo. Además, es necesario abordar los estudios desde un enfoque multidisciplinar.

La mejor aplicación es la predicción de la conducta del consumidor, que es el mayor desafío que enfrenta el marketing, esa brecha entre la mente y la conducta, lo que permitirá seleccionar el formato de medios que funcione mejor, el desarrollo de avisos que la gente recuerde mejor, y fundamentalmente cómo la conducta de los consumidores difiere de lo que nos dicen los métodos utilizados hoy en día, es por ello que se dice que el Marketing es todo un proceso complejo que debe ser bien estudiado.

El estudio destaca que, a partir de la incorporación de los avances neurocientíficos, han surgido nuevas metodologías que, en forma unificada con algunas técnicas, permiten investigar y encontrar explicaciones más complejas y significativas sobre la conducta del consumidor. Puesto que hoy día ya no solo se hace necesario analizar lo que perciben los clientes u observar la forma en que su conducta se realiza, sino en encontrar las causas que hacen que su comportamiento sea uno y no el otro.

Consultar artículo completo en: Técnicas que evalúan el comportamiento y las decisiones de compra del consumidor frente a los alimentos. Journal of neuroscience and public health, 2021.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *