Quien carece de imaginación no se asusta fácilmente

Quien carece de imaginación no se asusta fácilmente

Los humanos con afantasía no pueden recrear visualmente en su mente ni personas ni objetos, aunque se trate de algo tan familiar como la cara de su pareja o el mobiliario del salón de su casa. Un equipo dirigido por Marcus Wicken, de la Universidad de Nueva Gales del Sur, en Sidney, ha descubierto ahora que las personas con afantasía se diferencian de sus congéneres no solo por su incapacidad de visualización mental: al parecer, tampoco se asustan fácilmente con las historias de terror. Con todo, la afantasía es un fenómeno poco frecuente: se calcula que afecta a un 2 por ciento de la población.

Para su estudio publicado en Prooceedings of The Royal Society B, los científicos reclutaron a 46 sujetos; de estos, algo menos de la mitad carecía de la capacidad de representación visual. Les pidieron que aguardaran sentados y solos en una habitación oscura. Al cabo de poco tiempo, se les presentó una historia en forma de texto en una pantalla. La historia empezaba de manera tranquila, pero a medida que avanzaba la trama se iba volviendo más emocionante y siniestra. Algunos relatos hablaban de un viaje en avión que, de repente, se convertía en una pesadilla para los viajeros y la tripulación: de pronto, las luces de la cabina comenzaban a parpadear y el aparato a temblar. Otros participantes leyeron acerca de una excursión a la playa de unos veraneantes que eran sorprendidos por un grupo de tiburones mientras se bañaban en el mar.

Seguir leyendo en: Investigación y Ciencia.

Artículo completo: “The critical role of mental imagery in human emotion: insights from fear-based imagery and aphantasia“. Marcus Wicken et al., en Prooceedings of The Royal Society B.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *