La infección por coronavirus genera anticuerpos protectores que se mantienen más de un año

La infección por coronavirus genera anticuerpos protectores que se mantienen más de un año

Entender el funcionamiento y descifrar la duración de la inmunidad natural contra el SARS-CoV-2 ha sido un objetivo prioritario desde el inicio de la pandemia de la covid-19. Ahora, con la aparición de nuevas variantes del coronavirus capaces de evadir el sistema inmunológico, es aún más necesario.

Investigadores de IrsiCaixa —centro impulsado conjuntamente por la Fundación “la Caixa” y el Departamento de Salud de la Generalitat de Catalunya—, en colaboración con el Centro de Investigación en Sanidad Animal (CReSA) del Instituto de Investigación y Tecnología Agroalimentarias (IRTA) y el Barcelona Supercomputing Center (BSC), demuestran en un nuevo estudio que la mayoría de las personas que han pasado la covid-19, independientemente de la gravedad de los síntomas, presentan anticuerpos neutralizantes —es decir, con efecto protector— más allá de un año después de la infección.

El equipo ha observado que, aunque en el caso de los pacientes hospitalizados la producción de anticuerpos es superior, su capacidad de bloquear nuevas variantes del SARS-CoV-2 se ve más afectada en comparación a la de los pacientes asintomáticos o con sintomatología leve, que generan menos anticuerpos, pero más protectores.

Sin embargo, la vacunación ha implicado en todos los individuos del estudio un aumento en sus niveles de anticuerpos, llegando a cantidades muy similares entre todos ellos.

“Se trata de uno de los seguimientos más largos hechos hasta el momento en personas que han pasado la covid-19”, explica Julià Blanco, investigador en IrsiCaixa. “Durante poco más de un año, hemos analizado la capacidad protectora de los anticuerpos de un grupo de personas con sintomatología muy heterogénea y hemos visto que la severidad de la enfermedad es la que determina la magnitud y efectividad de la respuesta inmunitaria frente al SARS -CoV-2”, añade.

Seguir leyendo en: SINC.
Artículo completo: “Clinical course impacts early kinetics and long-term magnitude and amplitude of SARS-CoV-2 neutralizing antibodies beyond one year after infection”. Pradenas E. et al., en medRxiv, 2021.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *