Identidad digital- qué es y por qué hay que protegerla

Identidad digital: qué es y por qué hay que protegerla

El concepto de identidad digital puede sonar difícil de entender, pero es algo que la mayoría de personas tiene, y es bastante valiosa. Tener claro qué significa puede ayudarlo a estar más seguro y a que su información no sea vulnerada.

Cada vez que una persona accede a su cuenta de correo, a una red social, a un servicio financiero digital o a una aplicación de transporte es necesario verificar la identidad del usuario para autorizar el acceso a los bienes o servicios.

Entonces es, en esencia, cualquier dato personal existente en línea que tenga. Existen dos procesos importantes en la identidad digital; la autenticación y la autorización.

La identificación se define como el acto de indicar la identidad de una persona o cosa. Por otro lado, la autenticación es el acto de probar la identidad de un usuario del sistema informático. En cuanto a la autorización, esta se define como la función de especificar derechos o privilegios de acceso a los recursos.

Estas herramientas pueden ser usadas en el proceso de identificación previo a una autenticación, pero, dicen expertos, no son en sí un mecanismo de autenticación, el documento por sí solo no es suficiente. Por otro lado, puede darse también el caso de que en un proceso de identificación digital no se utilice la cédula de ciudadanía, sino el correo electrónico o el celular de un usuario.

En ese sentido, los diferentes documentos que tienen los ciudadanos son tan solo uno de los muchos elementos de identidad que se pueden presentar para solicitar un acceso, pero que después se deben autenticar. No es un mecanismo de autenticación.

Al entender esto, explican expertos, confundir estos dos conceptos generará un altísimo riesgo de robo, fraude o suplantación de identidad, ya que se pretende autorizar acceso sin verificar la identidad del usuario.

De acuerdo con el documento de Medidas de Seguridad en el Tratamiento de Datos Personales de la SIC, solo el 15 por ciento de las empresas analizadas tienen un nivel de implementación igual o superior al 76 por ciento en sus medidas de seguridad para el manejo de datos personales de sus usuarios.

Por lo que es importante también que se creen nuevos servicios digitales en los que se priorice la seguridad del usuario.

Esa prioridad del usuario es clave para que sea este el soberano de su información personal, para que no se pierda el control de su autenticación digital y se generen mayores vulnerabilidades y riesgos para la privacidad.

Fuente: Tecnósfera, EL TIEMPO.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *