Cómo evitar las colisiones entre aves y aviones

¿Cómo evitar las colisiones entre aves y aviones?

La historia de choques entre pájaros y aeronaves comenzó durante uno de los primeros vuelos tripulados de los hermanos Wright en 1905. Desde entonces, las principales preocupaciones han sido no solo la seguridad de los pasajeros y mortalidad de las aves debido a la alta velocidad de los aviones, sino también el coste económico que suponen los daños materiales y los retrasos de las operaciones, estimados en 1.200.000 millones de dólares en todo el mundo cada año.

Aunque en las últimas décadas se han realizado muchos esfuerzos para reducir estos impactos, se han recogido pocos datos sobre el movimiento y la presencia de las aves, cuyo conocimiento podría mejorar drásticamente las medidas de reducción de choques. Hasta ahora, las migraciones de estos animales, difíciles de controlar y de predecir en los aeropuertos, han sido a menudo ignoradas.

En un nuevo estudio, publicado en el Journal of Applied Ecology, científicos del Laboratorio de Ornitología de Cornell en EE UU, junto a otros expertos, han buscado patrones de movimiento animal entre los datos de accidentes con aves de tres aeropuertos del área de Nueva York (EE UU), desarrollando un modelo de predicción.

“De todas las colisiones de aves registradas en los aeropuertos Kennedy, Newark y La Guardia durante un periodo de seis años, el mayor número se produjo durante la migración, especialmente durante el otoño, quizá debido a la gran cantidad de aves jóvenes inexpertas nacidas a principios de año”, explica la autora principal, Cecilia Nilsson.

Gráfico
Este gráfico muestra el número de choques de aves por movimiento de aeronaves (barras azules) y el nivel de movimiento de aves (línea roja) entre 2013 y 2018 en tres aeropuertos de Nueva York. Ambos se disparan durante la migración, especialmente en otoño. / Jillian Ditner, Laboratorio de Ornitología de Cornell

El trabajo revela que el 90 % de los impactos afectaron a una especie migratoria. “Nuestro modelo predice que el riesgo de impactos perjudiciales durante los periodos de gran intensidad migratoria aumenta hasta un 400 % y un 700 %”, añade Nilsson, que ahora se encuentra en la Universidad de Copenhague, en Dinamarca.

Seguir leyendo en: SINC.
Artículo completo: “Bird strikes at commercial airports explained by citizen science and weather radar data”. Cecilia Nilsson et al., en Journal of Applied Ecology.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *