Los colores de advertencia de los animales no engañan

Los colores de advertencia de los animales no engañan

Los colores brillantes de animales como las ranas venenosas actúan como una señal de peligro: informan a los depredadores de que estas humildes criaturas son en realidad nocivas. Ahora, un análisis realizado con los datos de múltiples estudios ha revelado que los animales más llamativos también suelen ser los más tóxicos.

Los científicos saben desde hace tiempo que los colores vistosos de un animal pueden indicar que es venenoso y alejar a así a los depredadores, un fenómeno de la naturaleza conocido como aposematismo. Sin embargo, no estaba claro si las diferencias de color se correspondían con variaciones en el grado de toxicidad. Thomas White, de la Universidad de Sídney, y Kate Umbers, de la Universidad de Sídney Occidental en Richmond, han examinado ahora 24 estudios que, en conjunto, habían evaluado la coloración y la toxicidad de más de 20 especies, en particular de insectos, anfibios y gasterópodos (grupo de animales en el que se incluyen los caracoles y las babosas).

Los autores han descubierto que ciertas características de los colores de advertencia, como el brillo, la tonalidad y la saturación, son más pronunciadas en los animales con defensas químicas más fuertes o abundantes que en los que presentan niveles de defensa más bajos. Dicha relación se mantiene en todas las escalas: entre individuos, entre poblaciones y entre especies.

Seguir leyendo en: Investigación y Ciencia.

Artículo completo: “Meta-analytic evidence for quantitative honesty in aposematic signals“. Thomas E. White & Kate D. L. Umbers, Proceedings of the Royal Society B.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *