Análisis estratégico del proceso productivo en el sector industrial

Análisis estratégico del proceso productivo en el sector industrial

Producto de la globalización que se vive hoy día se hace imprescindible que las organizaciones desarrollen un carácter sistémico de cambios en los procesos de las mismas, específicamente en el proceso productivo y de comercialización. El trabajo que se presenta realiza un análisis estratégico del proceso productivo en las organizaciones industriales, como ente dinamizador en la consecución de los objetivos trazados a largo plazo.

El proceso productivo permite transformar los insumos utilizados en productos o servicios, para satisfacer las necesidades de los clientes. Además, debe estar en sintonía con la estructura organizacional y tomar en cuenta tanto su ámbito interno como su entorno.

El actual proceso productivo rompió el paradigma del modelo taylorista-fordista, caracterizado por la teoría racionalista-economicista, el cual se sustenta en la obtención de la producción en masa y uniforme, mientras que el nuevo orden mundial impone una jerarquía organizacional achatada.

Lla innovación tecnológica, la eliminación de los desperdicios, la microelectrónica, la telemática, la tendencia hacia la producción automatizada e integrada, para llevar a cabo una producción en pequeños lotes, que facilita descubrir en forma más rápida cualquier tipo de defecto, la confiabilidad de entregas a tiempo, la calidad en la fuente y la flexibilidad que permita cambiar el proceso productivo de acuerdo a los requerimientos de los clientes; además, la función del proceso productivo es un factor clave en la elaboración de una ventaja competitiva.

Proceso productivo

El proceso productivo está referido a la utilización de recursos operacionales que permiten transformar la materia prima en un resultado deseado, que bien pudiera ser un producto terminado. Y no se puede olvidar dentro de este el término producción, el cual dentro de una organización de negocios se ocupa de la actividad de producción de artículos, es decir, el diseño, la implantación, la operación y el control del personal, materiales, equipos, capital e información para lograr objetivos específicos de producción.

Aparece dentro de este proceso también el término productividad el cual tantea la relación entre insumos reales y la producción real alcanzada; mientras menores sean los insumos para una serie determinada de producción, o mientras mayor sea la producción para una serie determinada de insumos, mayor es el nivel de productividad.

Con todo esto la globalización es, pues, un hecho innegable y permite que los países puedan sumarse a las corrientes internacionales de inversión, producción y comercio, y hacer que los recursos disponibles integrados aumenten la acción competitiva de ellos.

También, la tecnología en el proceso productivo es un arma competitiva que permite reducir los costos operacionales e incrementar la productividad. Aquellas compañías que están a la vanguardia tecnológica les permite recabar a bajo costo la información pertinente, por muy compleja que sea, en la elaboración de nuevos productos para satisfacer las necesidades de la masa consumidora, y de esta manera ganar mercado y posicionarse en el mismo, representando una ventaja competitiva.

En cuanto a la ubicación y distribución de las instalaciones son factores considerados de gran importancia dentro del plan estratégico de cualquier empresa y representan una estrategia básica para penetrar en los mercados. Aquí se tiene en cuenta la proximidad a los clientes, el ambiente comercial, el costo total, la infraestructura, la cantidad y calidad de mano de obra, y los proveedores, entre otros.

La producción justo a tiempo es un sistema inventado y promovido por la Toyota como consecuencia de la crisis de 1973 y cuya finalidad principal es eliminar a través de las actividades de mejoras varias clases de despilfarro que yacen ocultos en el interior de la empresa. Este sistema ha permitido aumentar la productividad disminuyendo los recursos utilizados en la producción, a través de la eliminación de los desperdicios.

El trabajo presenta también otros elementos que propician una mejora en el proceso productivo y que están intrínsecas en toda organización, estas son: inventarios, recursos humanos y los sistemas de información.

Consultar artículo completo en: Análisis estratégico del proceso productivo en el sector industrial. Revista de Ciencias Sociales, 2002.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *